sábado, 29 de diciembre de 2012

De amos y siervos

Foto original de Vicente Baos

....señorito, no se ría así, por sus muertos se lo pido, y el señorito, ¿es que tampoco me puedo reír en mi casa? y otra carcajada, como el cárabo, cada vez más recias, y, a sus risas estentóreas, acudieron la señorita, la Lupe, Dacio, el Porquero, Dámaso y las muchachas de los pastores, y todos en el zaguán reían a coro, como cárabos, y la Lupe, pues no está llorando el zascandil de él por ese pájaro apestoso,...
Los Santos Inocentes. Miguel Delibes

Llegó el día. No hubo discusión. Se aprobó la Ley de Acompañamientos que tanto vale para facilitar el desembarco del juego corruptor del señor Adelson con sus leyes a medida: laborales, ambientales, tabaquismo y lo que le dé la gana, como para realizar un cambio radical en la gestión del sistema sanitario público de la Comunidad de Madrid. Sin negociar nada, haciendo propuestas-trampa y despreciando el esfuerzo de los que se creyeron que presentando alternativas para reducir 533 millones de euros iban a replantarse sus objetivos, los diputados del partido gobernante, distraídamente y jugando a Apalabrados con los Ipad e Iphone que les ponen a disposición los impuestos de todos los ciudadanos, aprobaron la Ley-Escoba.
En estas semanas se ha argumentado en debates de los medios de comunicación, se les ha pedido información y proyecciones económicas que no saben o no quieren mostrar, se han escrito numerosos razonamientos en los que se cuestiona la afirmación simplista de que la gestión privada del sistema sanitario público es más eficaz y económica, se han conocido noticias de otras comunidades donde se está viendo que no todo es tan sencillo y simplista; sin embargo, su decisión estaba tomada y siguen adelante.
Los médicos, y los trabajadores sanitarios públicos hemos sido menospreciados por las declaraciones públicas de los máximos dirigentes autonómicos: "sus propuestas son decepcionantes" "si dimiten, bienvenidos sean" "los médicos no operan porque no quieren". Palabras prepotentes y chulescas adornadas al decirlas de esa falsa calma entrenada en cursos de comunicación.
La huelga ha costado a los seguidores unos 15 millones de euros, mucho dinero en estos tiempos. Nadie la quería y ha perjudicado a pacientes y a los participantes, y mientras, la Comunidad de Madrid, firme el ademán, mirando hacia el futuro con orgullo, ha ganado una batalla y ha retratado con claridad a cada uno. Han definido quiénes son los amos y quiénes los siervos. A la Historia no le gustan esas relaciones.


Comendador:        Conquistará poco amor.
                            Es llave la cortesía
                            para abrir la voluntad;
                            y para la enemistad
                            la necia descortesía.
Ortuño:                 Si supiese un descortés
                            cómo le aborrecen todos
                            --y querrían de mil modos
                            poner la boca a sus pies--,
                            antes que serlo ninguno,
                            se dejaría morir.
Flores:                  ¡Qué cansado es de sufrir!
                            ¡Qué áspero y qué importuno!
                            Llaman la descortesía
                            necedad en los iguales,
                            porque es entre desiguales
                            linaje de tiranía.
Fuenteovejuna. Lope de Vega 

viernes, 21 de diciembre de 2012

Madrid...grande y pequeña

Madrid...grande y pequeña
Foto original de Vicente Baos
Nací en Madrid. Mi padre y mi madre también. Mis abuelos no. Siempre he vivido y trabajado en Madrid. Somos muchos habitantes en poco espacio, vivimos un poco apretados y con muchos coches y todo el mundo parece ir de un lado a otro corriendo. En Madrid parece que tenemos prisa, al trabajar, al hablar, al vivir, pero seguro que no al morir. 
Vivimos, los profesionales sanitarios y una parte relevante de la población, un conflicto con los gestores políticos de la región que disponen de una mayoría parlamentaria, que no social, que les permite seguir adelante en sus propuestas desoyendo las reclamaciones que se están realizando. En muchos casos, contestando con desprecio o displicencia a dichas peticiones. 
Duele sentirse ninguneado, ser tratado por el poder con esa indiferencia que manifiesta el patrón a su subordinado, dándole a entender que es perfectamente sustituible y prescindible, sea un director de un centro de salud, un jefe de servicio, un médico de primera línea o un eventual sobrante. Somos muy pequeños ante sus ojos. Sin embargo, ante nuestros pacientes, que mayoritariamente estiman nuestro trabajo y esfuerzo, somos grandes, somos personas relevantes a las que agradecen en estas fechas su presencia; en mi caso, inundando la consulta de botellas, dulces, chorizos, lomos y jamones que agradezco sinceramente, además de venirme muy bien. Y queremos que siga siendo así. Que sigan pensando que soy parte de un servicio público -lo que no quita que quiera estar bien retribuido- y que mi objetivo es atender, ayudar y aliviar el sufrimiento de la gente que confía en mí. 
Y muchos pensamos que bajo la gestión pública "de calidad" se puede conseguir sin introducir gestores externos.
En Madrid, los sanitarios somos pequeños para unos pocos y grandes para muchos.

Nota: Espero que nadie me acuse de corrupción jamonil

jueves, 20 de diciembre de 2012

martes, 18 de diciembre de 2012

Las "propuestas-trampa" de los recortes

Escena de la película El Mercader de Venecia (2004)

SHYLOCK. Mostraré esa amabilidad. Venid conmigo a un notario, poned aquí vuestra sola firma, y, como broma divertida, si no me pagáis el día determinado, en tal lugar, la suma o sumas que se expresan en el documento, la indemnización se fijará en una libra exacta de vuestra hermosa carne, para ser cortada y quitada de la parte de vuestro cuerpo que me plazca
ANTONIO: Satisfecho, a fe: firmaré tal compromiso, y diré que hay mucha amabilidad en el judío.
 BASSANIO. No firmarás por mi semejante contrato: prefiero seguir en mi necesidad.
ANTONIO. Vamos hombre, no tengas miedo: no faltaré a él. Dentro de dos meses, que es un mes antes de que expire el plazo, espero el regreso de tres por tres veces el valor de este compromiso.
SHYLOCK. ¡Ah Padre Abraham, lo que son estos cristianos, cuyos duros tratos les enseñan a sospechar de las intenciones de los demás! Por favor, decidme esto: si él no cumple, llegado el día, ¿qué sacaría yo con cobrar esa indemnización? Una libra de carne humana, quitada a un hombre, no es tan estimable, ni valiosa tampoco, como si fuera carne de cordero, buey o cabrito. Digo que ofrezco este acto de amistad para adquirir su favor: si lo quiere tomar, bien, si no, adiós; y, por mi afecto, os ruego que no me ofendáis.
Acto Primero. Escena III. El mercader de Venecia. W. Shakespeare.

Cuando en una negociación alguien quiere salirse con la suya y parecer que no ha impuesto su voluntad, lo más adecuado es hacer una propuesta-trampa. Una inocente y bien intencionada oferta que incluya una sola condición, y una vez satisfecha, todo se arreglará a gusto de la otra parte. Si haces una reducción de 530 millones de euros del presupuesto sanitario de Madrid, en poco tiempo, sin más datos que tu imaginación, te haré caso y pararé la externalización, la precarización, la monetarización, devolveré el pescado que ya he vendido y que si no entrego en plazo empezará a oler y alguien me va a reclamar.
Lo que me sorprende es que, en aras de alcanzar un acuerdo que finalice con los problemas que se están generando en la sanidad madrileña, y por el bien de los pacientes, la mayoría de las organizaciones hayamos caído en la trampa "Shylock" y haber presentado motu proprio las libras de carne que se tiene que cobrar la Administración.
Shakespeare nos enseña que Shylock no quería la carne de Antonio sino...

SALARINO. Bueno, estoy seguro de que si no cumple, no querrás su carne: ¿para qué sirve?
SHYLOCK. Para cebo de pesca: si no alimenta otra cosa, alimentará mi venganza. Me ha infamado, y me ha estorbado ganar medio millón: se ha reído de mis pérdidas, ha insultado a mi raza, ha estropeado mis tratos, ha enfriado a mis amigos, ha acalorado a mis enemigos......
Acto Tercero. Escena Primera. El mercader de Venecia. W. Shakespeare

domingo, 16 de diciembre de 2012

¿Es necesario avisar por la prensa a los pacientes con cáncer de próstata para que no se resignen?

A tamaño de 3/4 de la página derecha de un conocido periódico encontramos este anuncio.


Al leer el texto da la impresión de que los pacientes con cáncer de próstata (sin especificar su situación, avanzada o no) son algo "dejados" o remisos a seguir el tratamiento que se les propone. No parece la enfermedad tumoral, de cualquier localización, el mejor ejemplo de abandono terapéutico o "resignación terapéutica" salvo cuando está más que justificada por una situación terminal irreversible. Sin embargo, los anunciantes: sociedades científicas, grupos de pacientes y el laboratorio fabricante del acetato de abiraterona, indicado con prednisona o prednisolona para el tratamiento del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración en hombres adultos cuya enfermedad ha progresado durante o tras un régimen de quimioterapia basado en docetaxel han considerado necesario realizar una campaña publicitaria en medios de comunicación generalistas. Este medicamento está posicionado en un lugar muy específico en la terapia del cáncer de próstata, por lo que no parece necesario hacer una llamada de atención pública a los pacientes con cáncer de próstata.
Este tipo de mensajes en los medios de comunicación proliferan. ¿A quién benefician? ¿A los pacientes afectados? ¿A los médicos que leemos periódicos?  Al final del texto se dice claramente que es una campaña de Janssen-Cilag SA con el aval de todos los demás. 
Por cierto, la página de www.cancerprostata.org denominada estrategia terapéutica está vacía por lo que creo que los pacientes no van a tener allí mucha información sobre los nuevos o viejos tratamientos en el cáncer de próstata.

NOTA: A fecha 18/12/2012 se ha ordenado su retirada por la autoridad que controla la publicidad de medicamentos.

NOTA: En el periódico El País del 21 de diciembre vuelve a aparecer el anuncio

Haciendo tonterías publicitarias por 1 euro solidario

La publicidad que nos llega a los médicos por vías electrónicas es algo habitual. Su única función es "recordar"el nombre de alguna marca muy conocida que está perdiendo cuota de mercado. Para fijar la atención del mensaje se usan todo tipo de tretas, concursos, regalos y algo que me ha molestado especialmente siempre: las donaciones solidarias ligadas a una actividad publicitaria, del tipo mande un SMS y donará una dosis de vacuna, llame al número de teléfono XXX y un niño recibirá .... Pues bien, el nacional espidifen nos invita a colocar tontamente las palabras adecuadas de su eslogan publicitario y le da 1 euro a la Fundación Vicente Ferrer.
¡Adelante, viva el espidifen y todo lo que quieran y suelten el puñetero euro!




martes, 11 de diciembre de 2012

...el caso es que te atiendan bien....

La satisfacción en el ámbito sanitario no va exclusivamente unida al éxito terapéutico -no siempre posible- sino también a la empatía y a la comunicación positiva que exista entre el médico y el paciente. El médico de familia debe trabajar ese aspecto de su relación con los pacientes de forma intensiva ya que la continuidad de su tarea requiere de esa herramienta junto a los conocimientos científico-técnicos más extensos. El máximo grado de confianza que alcanza el médico de familia se consigue cuando los pacientes te consultan tu opinión ante decisiones difíciles, tanto en su vida social como en el manejo de la enfermedad compleja. Y confían en ti porque saben que tienes una opinión independiente, no condicionada por el interés propio económico ni por otro que no sea el beneficio del paciente. Esto se consigue en un sistema sanitario que garantiza la independencia del médico, al igual que los jueces, del poder, sea económico o político. La profesionalidad del médico debe primar sobre cualquier otra consideración para el beneficio del paciente, se ha defendido en numerosas ocasiones este principio, y sigue siendo válido en cualquier circunstancia.
La propuesta esbozada por la Comunidad de Madrid respecto a los centros de salud nos convierte en gestores directos de una subcontrata. Si nos convertimos en nuestra empresa y se reduce un 15% el presupuesto ¿cómo alcanzar los objetivos sin perjudicar al paciente? ¿reduciendo nuestro sueldo? ¿reduciendo personal auxiliar? Si a un paciente le explico lo innecesario de una prueba ¿me va a creer igual que antes o pensará que estoy ahorrando para ganar más dinero? 
Si es necesario recortar el presupuesto, deberían ser valientes y decir a los ciudadanos qué servicios actuales  son menos importantes y prescindibles. Nosotros les podemos ayudar a hacerlo: en fármacos, en pruebas diagnósticas, protocolizando más eficazmente la actuación entre niveles asistenciales. Pero parece que tienen prisa, la decisión la tienen tomada y es quitarse de en medio el problema y que las subcontratas, por su correspondiente comisión, estrujen a los trabajadores para que el paciente siga diciendo que...el caso es que te atiendan bien...

video

lunes, 10 de diciembre de 2012

El Norovirus de cada año

No se habla de ello, no se hacen campañas de un Ministerio de Sanidad que desde la gripe A parece que la salud pública la regula el "mercado" de los virus; sin embargo, cada día en las consultas y en las Urgencias aparecen miles de casos de gastroenteritis presumiblemente atribuidas a los Norovirus y a los Rotavirus en la población infantil.
Mientras que en el Rotavirus disponemos de técnicas rápidas de confirmación diagnóstica, los ya existentes para el Norovirus no están comercializados en España (que yo sepa): Actim Noro Test, Rida Quick Noro Test. Por ello, la sospecha diagnóstica se basa en la sintomatología y la temporalidad. Los brotes de gastroenteritis por norovirus se producen durante todo el año, aunque hay una mayor incidencia en los meses más fríos en los países de clima templado. La prevalencia de norovirus como causa de gastroenteritis esporádica seguramente está subestimada debido a que no se realiza habitualmente un diagnóstico específico.
La mejor medida preventiva, el lavado de manos. Los británicos lo tienen claro. Y además lo dicen bien alto que no vayan al médico. 

En España ¿alguien se ocupa de estas cosas?, en el Departamento de Externalización del Pensamiento y de las Responsabilidades del Ministerio de Sanidad o de la Consejería de Sanidad

domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Se puede añadir algo más?

9 de diciembre de 2012
Foto original de Vicente Baos
Han pasado dos semanas del conflicto planteado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con la presentación del eufemísticamente llamado Plan de de Medidas para la Sostenabilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid y seguimos sin atisbar una salida. El llamado Plan es una mera enunciación de medidas de gran calado profesional, social y económico que no detallan ni concretan sino que desprenden solo la "santa voluntad" de llevarlas a cabo "porque la gestión privada es más eficiente que la pública y hay que ahorrar". El discurso de la consejería cada vez que se pronuncia es el mismo: la diferencia de la capitación entre hospitales públicos de gestión pública y los hospitales de gestión por parte de una empresa concesionaria es favorable y más barata en los últimos. Han sido numerosas las réplicas a esta afirmación, se creen que los sanitarios no sabemos analizar los datos y que su neolenguaje nos va a engañar. AFEM ha expuesto brillantemente lo inadecuado de sus afirmaciones: Informe AFEM del Plan de Medidas.
En los centros de salud, todo sigue igual. Es muy difícil creer en la viabilidad de una gestión por parte de los profesionales. Crear una empresa y organizar toda la atención sanitaria de una población sin perder la calidad, con un presupuesto cerrado y menguado, solo se puede conseguir mediante la reducción de sueldos, de personal y de prestaciones. Si no es así ¿qué empresa puede asumir el riesgo? La cantidad de información necesaria para valorar la viabilidad económica y profesional de un proyecto de tal calado no se ha proporcionado, ni la regulación legal, ni la distribución de beneficios, si los hubiera, que no se me ocurre de dónde. Da la impresión de que quieren que los propios profesionales sean "los malos", que sean ellos la cara visible de los recortes para que las autoridades tengan un chivo expiatorio a quién echar la culpa por la reducción de servicios. 
Cansa repetir que el gasto sanitario -sí, todo es gasto, no se cobra nada, mas allá de los impuestos, tasas y repagos- se debe emplear justa, equitativamente y de forma solidaria; que los profesionales tienen que sentirse adecuadamente retribuidos y las autoridades deben gestionar, inspeccionar, evaluar y tomar decisiones para que sea así. Y ese es el beneficio de la empresa: hacer las cosas adecuadamente y tratar con respeto y dignidad a sus trabajadores.
El profesor Ribera habla de todo ello -Sanidad, regreso al pasado- de forma brillante en este artículo publicado hoy. 

martes, 4 de diciembre de 2012

La irritación

La irritación
Foto original de Vicente Baos
En Sanidad, la huelga es muy costosa. No solo el dinero que me será descontado en mi nómina -y les juro que voy justo- sino en la relación con los pacientes y sus necesidades. La mayoría de población que atendemos está con nosotros pero debemos dejar cubiertas sus necesidades más perentorias, y en sanidad, pocas necesidades pueden quedar demoradas. La Comunidad de Madrid juega con ese factor, que nos cansemos, que perdamos dinero, que la población se vuelva en contra nuestra, que aceptemos lo inevitable, que tienen mayoría política y eso quiere decir que saben interpretar los sentimientos y necesidades de los votantes. 
Es increíble que no sepan ver el clamor general que han provocado con sus decisiones, que con soberbia y estrategia desgastante ignoren o nos acusen de mentir, de manipular. 
Tenemos un buen modelo sanitario, barato y efectivo; y por supuesto, mejorable. Trabajen con los profesionales para conseguirlo y hagan caso de los puntos donde se puede producir ahorro sin lesionar derechos ni darle la vuelta a todo el modelo.
Me recuerdan a un paciente atendido que presentaba un eccema de contacto por el uso de un cinturón metálico. Llevaba semanas notando el picor y la inflamación y no era capaz de darse cuenta de la acción de la chapa de caballos desbocados que pisoteaban su inflamada piel.

¡Pobre Sanidad Pública! Carta a los pacientes del Dr. Joaquín Morera

Joaquín Morera es un médico de familia de larga tradición Fuimos compañeros de residencia y mantenemos una sintonía intelectual y humana. Por ello, pongo aquí su carta a los pacientes.


¡Pobre Sanidad Pública!
Carta para mis pacientes

“A veces me duelen fieros los hígados y el riñón”. Esta es una frase del cantautor y poeta Jorge Cafrune cuando cantaba las penurias de los peones de la pampa argentina a los que tanto defendía. Pues a mí me pasa lo mismo, me duelen fieros los hígados y el riñón, se me revuelven las entrañas, al ver y sentir como, de un plumazo (pluma contundente pero poco a poco, de forma suave, como para que no nos enteremos) se desmantela nuestra sanidad pública, la conseguida durante años con el esfuerzo de muchos y para todos los ciudadanos con iguales derechos y garantías.
Tengo 55 años y desde los 28 soy y trabajo en el sistema público de nuestro país como médico de familia. He defendido mi especialidad y luchado durante todos estos años por que se consiguiera una atención primaria de calidad, desde mi puesto de médico de familia en 3 centros de salud (Pozuelo, San Sebastián de Los Reyes y Mirasierra) y desde puestos de gestión como subdirector y director médico. También tuve la posibilidad y el honor de dirigir durante 13 años la revista científica MEDIFAM, un foro continuo y muy especial de ideas y de trabajos de investigación que intentaron en todo momento contribuir al desarrollo de la atención primaria y de la medicina de familia. Por último he enseñado todo lo que he podido como formador de residentes de la especialidad de medicina de familia y como profesor asociado en la facultad de medicina de universidad autónoma de Madrid.
Con más o menos dificultades he podido ver como se cambiaba la atención primaria desde los iniciales modelos de cupo, donde con mucho esfuerzo se intentaba dar solución a  los diferentes problemas de los pacientes, al modelo actual de los centros de salud donde profesionales especialmente formados para ello han conseguido altos niveles de calidad de atención a los diferentes problemas de salud, implantar actividades de prevención y promoción de la salud y realizar tareas de actividad comunitaria, atendiendo lo físico y también aspectos sociales que afectan claramente la salud y la enfermedad. Y este modelo además para todos los ciudadanos, sin discriminación alguna por su condición social o económica. Todos los ciudadanos han tenido hasta ahora derecho equitativo y justo a la atención de todas sus enfermedades, sin límites, o al mantenimiento de su salud.
Durante este tiempo he vivido como los médicos de familia se implicaban cada vez más en la atención y seguimiento de sus pacientes, como intentaban resolver el mayor número de problemas o como buscaban la colaboración de los especialistas cuando era necesario para dar la mejor atención posible al paciente.
Y creo que todo esto se ha podido hacer porque el único interés hasta ahora era realmente el paciente y, en todo caso, si existía algún interés personal era el de quedar bien, sentir el agradecimiento o la satisfacción de ser algún día reconocido por haber hecho bien la cosas.
Pues bien, todo esto va a desaparecer. Y es fácil de entender si analizamos los dos modelos de gestión que, con la excusa de la crisis económica que padecemos, se proponen y van a imponer para los centros de salud.
Como un primer modelo se ha propuesto que los médicos que quieran se asocien para formar un tipo nuevo de centro de salud que se llama EBA (entidades de base asociativa). Estos médicos recibirán un presupuesto dependiendo de la población que se les asigne, y de ahí y de lo que no se gasten, sea más o menos, obtendrán su sueldo. ¿Qué harán?. No es difícil de imaginar. Claro que según se nos dice el Estado está para controlar que se hacen las cosas bien. Pero todos sabemos cómo controla el Estado cuando hay intereses particulares por medio (hay miles de ejemplos de descontrol y despilfarro o sea que no me detengo en ninguno). Evidentemente intentarán no atender a los que más gastan (esto se llama selección adversa) de manera que se vayan a otros centros de salud públicos y que no tengan el mismo sistema de reparto de beneficios (a estos no les importará). Intentarán ser menos los médicos o enfermeros o administrativos de los que realmente se necesiten para atender bien a la población y disminuirá inevitablemente la calidad de la atención a los pacientes, pero es que a menos sean más se reparten. Y si pueden apagarán la calefacción menos en las salas de pediatría porque daría mucho el cante. Esto es gestión privada, y si lo que yo gane como sueldo depende de lo que me gaste con los pacientes se suma un interés demasiado potente como para no tenerlo en cuenta. Si dependiendo de cómo actúe voy a ganar para mí y mi familia más o menos se verá comprometida mi actuación.
La otra fórmula es que directamente nuestro centro se gestione por alguna entidad privada con ánimo de lucro, que no es precisamente ofrecérselo a Cruz Roja o Médicos sin Fronteras. En este caso es como si a una familia que se mantiene con 1000 euros al mes y que con gran esfuerzo siempre los ha repartido entre todos sus miembros para cubrir sólo sus necesidades básicas se le dijera que se nombra un gestor de su dinero, que como están en crisis se le asigna a la familia algo menos de lo que tenían hasta ahora, digamos 900 euros porque hay que reducir el gasto, y que de aquí claro hay que pagar 200 al gestor y posiblemente algo más para su ayudante y secretaria si la tiene (costes de administración). Vamos que le queda a la familia como mucho 600 euros, eso sí, va a seguir teniendo cubiertas todas sus necesidades igual o mejor que antes incluso. Difícil, ¿no?.
Siempre he intentado hacer bien las cosas, aunque soy consciente de que sin duda en alguna ocasión me habré equivocado o atendido mal a alguno de mis pacientes aunque puedo asegurar que de nunca de forma voluntaria. He intentado atenderles sus problemas de salud, orientarles cuando lo precisaban, guiarles a través del sistema sanitario según sus necesidades, acompañarles en su enfermedad o de los suyos hasta el último de sus días cuando así ha tocado. Les he intentado acompañar en el centro de salud, en sus domicilios o en el hospital cando la situación ha sido especialmente grave o han estado en fase terminal. Y como yo han actuado la gran mayoría de los que trabajan en atención primaria. No es casualidad que en las encuestas el mayor grado de satisfacción se tenga con los médicos y enfermeras de los centros de salud, con el médico y la enfermera de cabecera de toda la vida.

Pues quiero que las cosas sigan siendo como hasta ahora. Que hay que ahorrar porque estamos en crisis pues buscamos la manera, pero que la crisis no sea una excusa para cambiar un modelo que hasta ahora nos ha ido tan bien y que es un ejemplo para toda Europa y posiblemente, aunque a veces suena a coña, de los mejores del mundo.

Joaquín Morera Montes

viernes, 30 de noviembre de 2012

La imposibilidad de conseguir la tarjeta sanitaria andaluza para un madrileño


Me ha parecido aberrante, pero lo que voy a contar es verdad.
Mi hija, de 18 años, está estudiando en Granada y lo prevé hacer los próximos cuatro años. Mi hija no ha cotizado a la Seguridad Social nunca y está en mi cartilla como beneficiaria. Mi hija tiene tarjeta sanitaria de la Comunidad de Madrid que es donde ha nacido y vivido los últimos 18 años.
Mi hija quiere tener la tarjeta sanitaria andaluza porque está viviendo allí y no está de paso. Mi hija se inscribe en el padrón de Granada para certificar que reside en Andalucía y siguiendo las instrucciones de la Junta de Andalucía aporta DNI y cartilla donde consta como beneficiaria mía. ¿Alguien cree que falta algún requisito para tener la tarjeta sanitaria?.
Pues sí, que no puede ser.
La razón esgrimida es que ella al tener tarjeta sanitaria madrileña no puede tener andaluza ¿¿¿??? Que la atenderán lo que haga falta, pero que no puede tener tarjeta sanitaria del Sistema Sanitario Público Andaluz porque no ha cotizado ¿¿¿???
Esta información me ha sido confirmada y repetida por el servicio telefónico de SALUD RESPONDE.
Soluciones, por si no se les ha ocurrido a las cabezas pensantes del Sistema Sanitario Público Andaluz:
- Si ahora vives en Andalucía debes tener acceso a los servicios normales no como DESPLAZADO perpetuo.
- Se puede dar de baja la tarjeta sanitaria madrileña y dar de alta en la andaluza. Es algo normal. La gente cambia de lugar y se integra donde vive.
- Los beneficiarios no tienen menores derechos que los titulares, en Andalucía, Madrid o en cualquier lugar del Sistema Sanitario Público, llamado Sistema Nacional de Salud.
Sigo sin entender a que se debe esta clara irregularidad en el acceso a los servicios sanitarios normalizados en cualquier Comunidad Autónoma.
NOTA: Estas cosas ponen de "mala hostia" en los tiempos que vivimos a los que queremos conservar un sistema público de calidad en toda España. ¡Con la ilusión que me hacía que usara la maravillosa receta electrónica andaluza!

jueves, 29 de noviembre de 2012

Todos los mentirosos de Madrid

El día a día de las protestas

No pongas parches, pon soluciones.
Efectos adversos cutáneos de un parche transdérmico

Foto original de Vicente Baos
Estamos a jueves y una gran mayoría de profesionales sanitarios de la sanidad pública siguen protestando contra un plan que desmantela la gestión pública de la sanidad madrileña para trocearla e irla vendiendo o alquilando a las empresas sanitarias con ánimo de lucro. 
Cuanto más se ha ido sabiendo de las condiciones que se ofertan a los centros de salud para su privatización -sí, Sr González, presidente de la Comunidad de Madrid, privatizar- como lo define la Real Academia Española: privatizar. (Del lat. privātus y el suf. verbal -izar). Transferir una empresa o actividad pública al sector privado, más se ve que su intención no es pasar la gestión a los profesionales sino poner unas condiciones tan imposibles que solo las empresas establecidas puedan optar por su gestión. Como ejemplo, vemos que en Cataluña EULEN se ha quedado con la gestión de toda un área básica que anteriormente estaba gestionada por una fundación sin ánimo de lucro. 
La prepotencia y la soberbia son malas consejeras de los dirigentes de la Comunidad de Madrid. Acusar de mentirosos a los miles de médicos, enfermeras y todo tipo de trabajadores de la sanidad pública madrileña les está retratando ante la sociedad. La porquería del vídeo de Dña. Rosa que el Partido Popular hizo para demostrar que la VISA no será la tarjeta sanitaria en Madrid es tan simple y chusco que ofende la inteligencia de las personas a las que va dirigida. La población sabe que no se le va a hacer pagar más (paga impuestos cada vez más altos con ingresos menores, paga un copago por los fármacos menos una mínima parte de los pacientes, paga fármacos que antes estaban financiados, paga con su tiempo las ineficacias de unos dirigentes que no han sabido hacer una receta electrónica en 7 años, paga un céntimo sanitario en la gasolina...). Sin embargo, sabe que la rentabilidad económica que busca una empresa con ánimo de lucro sobre un presupuesto cerrado se conseguirá a costa de los trabajadores y de los clientes (enfermos).
La retirada del Plan de "Sostenibilidad" y la negociación con los profesionales son la única vía de salida. Respecto a los Centros de Salud debía haber dos líneas rojas. Para avanzar en la autogestión de los centros de salud y que éstos sean más eficientes se pueden hacer modificaciones dentro de un marco legal público, hasta llegar a la máxima autonomía y responsabilidad. No queremos convertirnos en "empresas concesionarias", no somos estancos de tabaco ni bares. No queremos competir con empresas profesionales privadas. Dentro de un marco legal de gestión pública se puede avanzar. Que unos profesionales sanitarios tengan que hacer una empresa para competir con grandes empresas del ramo suena a chiste.
Sanidad Pública de Gestión Pública, eficiente y responsable. Si nos preguntan a los profesionales y nos responsabilizan, sin amenazas, sin precarización, somos capaces de hacerlo. Fueron elegidos democráticamente para gestionar el patrimonio de generaciones, no para desmontarlo y venderlo al mejor postor. No pueden evitar esa responsabilidad. Están a tiempo.

La salud y otras cosas del comer no necesitan censuras

Este texto se publica en numerosos blogs sanitarios en solidaridad con Antonio Villafaina. 

A nadie se le escapa que vivimos momentos grises. No solo porque la coyuntura económica es del todo desfavorable, sino porque los mediocres triunfan y la libre expansión del pensamiento es cada vez más difícil. Todo atisbo de crítica es vivida como un ataque a la necesaria unidad para superar la crisis y toda representación irónica de la realidad es tachada inmediatamente de ofensiva.
El uso de las redes sociales, y especialmente de los blogs, se propagó en nuestro país con la promesa explícita de constituir un paraíso para la divulgación abierta del conocimiento y las opiniones libres. Sin embargo, en los últimos años parece que esta idea está perdiendo fuelle. Cada vez resulta cada vez más difícil encontrar tribunas verdaderamente independientes y críticas donde fluyan e intercambien sin barreras pareceres y discursos variopintos sin que ésto suponga agravios o se alimenten recelos.
Saludyotrascosasdecomer nació hace 4 años, en el otoño de 2008. Fundado por el siempre vivo, estimulante y genial Antonio Villafaina. Han pasado por él 11 plumas (¿o podríamos decir más bien “teclados”?) diferentes, y con 1317 entradas es uno de los blogs con más solera de la blogosfera sanitaria española. Uno de sus espacios más emblemáticos, el título de “El empleado del mes”, ha distinguido puntualmente a 31 figuras destacadas del panorama sanitario, social y político de todo el planeta, siempre con sorna y sana intención crítica. Entre ellos a ex-ministros como Bernat Soria y Trini Jiménez, expresidentes de CCAA como Esperanza Aguirre y Fernández-Vara, así como a la plana mayor del Servicio Extremeño de Salud (gerentes y varios directores y subdirectores incluídos). No faltó a la cita la  mismísima directora de la OMS, el virus de la gripe A ni el propio papa Ratzinger. Todos han acogido los premios con deportividad, o al menos no tenemos constancia de lo contrario… Sin embargo, el gris y desalentador panorama han mermado la mordacidad e irreverencia del blog en los últimos meses. Pero ha sido precisamente el último premiado con el distinguido título de empleado del mes, Jesús Quijada Hernández, el que ha terminado de dar la puntilla al blog que tuvo el honor de glorificar su figura.
Hace ahora justo un año tuvo lugar en Plasencia la representación de una obra de teatro, adaptación de “Knock y el triunfo de la medicina”. La iniciativa fue realizada íntegramente por profesionales sanitarios desde el principio hasta el final, sin un euro de presupuesto y siempre fuera del horario laboral, y fue un rotundo éxito en todos los sentidos. Se trata de una sátira de los procesos de medicalización de la vida aderezado con un fino humor francés. Pero no todos supieron captar la esencia de la obra ni sus sutiles ironías; de hecho, un delegado sindical trató por todos sus medios parar la obra antes de su estreno. Dicha actitud fue merecedora, como no podía ser de otra manera, de un nombramiento unánime de “Empleado del mes”. Pero dicho galardón no ha sido del agrado del agraciado, el cual, un año después, no sólo ha devuelto el título, sino que ha amenazado con tomar acciones legales en caso de no retirar la entrada, rechazando incluso una oferta de réplica pública sin censura. Tales presiones, en un contexto de percepción de ausencia de la suficiente libertad como para seguir por la línea de mordaz humor, han desencadenado el cierre de saludyotrascosasdecomer.
Se trata de un hecho puntual que afecta a un solo blog, cierto; la desaparición de un blog libre no es nada, cierto. Muchos pueden pensar que es solo un mal menor, que hay cosas que están pasando que son mucho más importantes y trascendentales. Cierto. Pero no podemos permitirnos que haya quienes consideren que pueden tener la capacidad de corregir, reprobar o  impedir la libre expresión, ya sea ejercida a través de un blog o de una obra de teatro o de un artículo de prensa, y que todos los que le rodean se lo permitan, o lo jaleen o sencillamente miren para otro lado. No es ningún lujo poder tener independencia para pensar y poder expresarlo, con humor, ironía y sentido crítico. Es una necesidad. Una sociedad moderna que aspire a disponer de un capital social rico debe cuidar, y no perseguir, a los que contribuyen a nutrirla de sana capacidad de reírse de ella misma y de construir ideas que permitan elevarla intelectualmente. Los que firmamos esta tribuna compartimos esos ideales. Por eso estamos aquí, visibles, y despiertos.
La entrada desencadenante del cierre de saludyotrascosasdecomer: fue ésta.


martes, 27 de noviembre de 2012

Ideas para seguir "no privatizando" los servicios públicos

La tarta 6Minutos sin partir en la fiesta del estreno
Foto original de Jos Temprano
Que los bomberos creen empresas de gestión -ofrezco el nombre de Bomberalia SL como ejemplo- y les adjudiquen concesiones en concurso público para la "asistencia apagadora" en las distintas zonas de la región. Aviso: se pagará por incendio y hectáreas quemadas

Que los profesores de colegios e institutos creen empresas -propongo el nombre de Maestros Supremos SL- para competir por la concesión de la "asistencia educativa" con las Hermanas Redentoristas y los Agustinos Recoletos, o cualquier otra multinacional de la "asistencia educativa" ya implantada. Aviso: se pagará por alumno que saque 14 en la selectividad. Por cada punto menos, se descontarán 1000 euros anuales a los profesores que esos alumnos hayan tenido. Nota: Se acudirá en rescate de las multinacionales de la enseñanza para primar la "excelencia" y se hará una lista pública con los de peores resultados de los barrios pobres para que las personas de bien salgan huyendo de allí.

Que la Policía se organice en empresas de gestión -propongo el nombre de Tu Poli  En Casa SL- en libre competencia con las empresas de seguridad actuales para la "asistencia protectora". Se podrán presentar a concurso libre Prosegur, Securitas y otras multinacionales con gran experiencia. Aviso: Se pagará por delincuente de guante blanco condenado el triple que el resto. Si la condena es de más de 20 años de cárcel, se dará una prima de mil euritos, pero si el Gobierno lo indulta después se les quitará del sueldo a los policías implicados.

Me hubiera gustado estar hablando del uso de benzodiacepinas y riesgo de demencias, o de la importancia de las preferencias de los pacientes en la elección de los tratamientos publicados en el BMJ, pero nuestros irresponsables gestores nos tienen ocupados en evitar que se carguen lo que tanto esfuerzo ha costado conseguir. 

lunes, 26 de noviembre de 2012

Por qué hago huelga. Carta a los pacientes

Marea blanca 18N
POR QUÉ HAGO HUELGA
Carta a los pacientes del Dr. Vicente Baos

Este lunes, 26 de noviembre, comienzan en la sanidad madrileña una serie de jornadas de huelga a la que hemos sido convocados todos los que trabajamos en este ámbito: médicos, enfermeras, administrativos, de hospital y de centros de salud. La razón es muy clara: los gestores actuales de la Comunidad de Madrid han diseñado un "plan de sostenibilidad" que supone ir pasando hospitales y centros de salud a manos de gestores privados con ánimo de lucro.

En los hospitales, se adjudican concesiones a empresas establecidas en el sector del aseguramiento privado de la salud.
En los centros de salud, en 27 de los 270 existentes, se privatizará la gestión con varias opciones:
1.- Los trabajadores de los centros de salud que quieran, crean una empresa y se adjudica, en competencia libre, la concesión de la gestión con una reducción del presupuesto actual. No se sabe nada de las condiciones para ello, han lanzado la propuesta sin definir los detalles. Si nuestro centro es elegido para esta opción y yo no quiero seguirla, los gestores me podrán mandar a cualquier otra localidad de la comunidad de Madrid y dejaré Collado Villalba tras 19 años ininterrumpidos trabajando aquí.
2.- Si nuestro centro es elegido -nadie sabe cómo se van a elegir los centros- y no se presenta ninguna empresa creada por los profesionales, otras empresas sanitarias profesionales como las que van a gestionar los hospitales también pueden quedarse con la gestión de los centros de salud. Ellas pondrán sus médicos, sus enfermeras, etc. Imaginamos que las condiciones laborales no van a ser mejores que las actuales. Si el presupuesto se reduce -se habla de un 15%- y la empresa tiene que además ganar dinero, esta ecuación siempre se resuelve empeorando las condiciones laborales de los trabajadores y no me atrevo a afirmar nada sobre los pacientes.

Estamos ante una encrucijada donde se van a tomar decisiones trascendentes en el sistema sanitario. La situación actual es mejorable y debería ser responsabilidad de los políticos mejorarla; sin embargo, han decidido que la gestión pública es peor y la gestión privada es mejor, todo esto sin que haya estudios que lo demuestre. Van a abandonar sus responsabilidades y a entregar el sistema sanitario público madrileño, hasta ahora motivo de orgullo a pesar de sus defectos, a la gestión de empresas con ánimo de lucro.

Mejorar la gestión económica y la implicación de los profesionales de nuestro sistema sanitario se puede hacer desde muchos frentes: eliminando de la financiación pública medicamentos innecesarios o que no han demostrado eficacia, eliminando burocracias obsoletas como los actuales partes de baja o las recetas en papel que hacen perder tanto tiempo a médicos y pacientes, aumentando la  responsabilidad de sus trabajadores en la gestión diaria que favorezca la organización del trabajo, etc.
Por todo lo anterior, por la defensa de un sistema sanitario público que mejore su gestión sin que sea necesario privatizar, haré huelga. 

Gracias por su comprensión.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

..y si no se asigna a sociedades de profesionales...

Cibeles #18N
Foto original de Vicente Baos
Las aguas del Río Manzanares -ese mini río que atraviesa la ciudad de Madrid- no se agitan por las lluvias copiosas sino por el caldeado ambiente de la sanidad madrileña. Realizar una revolución en la gestión sanitaria de la Comunidad de Madrid mediante publicación en el BOCAM no está siendo tan fácil para sus responsables. El movimiento de respuesta de los trabajadores sanitarios está siendo muy amplio, probablemente se lo esperaban, y está demostrando que la defensa de una sanidad pública de gestión pública es un deseo mayoritario.
Respecto a la "concesión de la prestación de la asistencia sanitaria de Atención Primaria" no se está dando ni la información necesaria ni la transparencia que se debe exigir a un cambio de tal calibre.
En la información publicada en la web de la Consejería respecto al Plan de Sostenibilidad se decía exclusivamente (página 4)
Esta concesión prevé adjudicar la gestión, de manera prioritaria, a grupos de profesionales que ya estén trabajando en el sistema madrileño de salud para poder seguir avanzando en la mejora de resultados clínicos, en el aprovechamiento de los recursos disponibles y en la motivación de los propios profesionales
Sin más detalles. ¿Y cuando se acaba la prioridad? ¿Y si no se presenta ninguna sociedad profesional? ¿Cómo se va a hacer una sociedad profesional en un centro de salud si no sabemos ni las condiciones, la evaluación económica, los riesgos, las ventajas, etc. etc?
Artículo 56. Modificación parcial de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.
Se modifica el artículo 88 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, que queda redactado de la siguiente forma:

“Artículo 88. Organización y gestión.
1. Los centros y establecimientos que integran el Servicio Madrileño de Salud se podrán configurar como instituciones sanitarias del citado ente sin personalidad jurídica propia, o bien como entidades sanitarias dependientes del mismo, de titularidad pública y con personalidad jurídica propia. En este caso, las mismas podrán adoptar cualquiera de las figuras organizativas previstas en el ordenamiento jurídico y su creación se realizará mediante Decreto del Consejo de Gobierno.
2. Cuando la gestión de los centros de atención primaria se realice por cualquiera de las formas de gestión indirecta previstas en el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, podrá ofrecerse la gestión de los centros preferentemente a las sociedades de profesionales con personalidad jurídica propia, que estén constituidas total o mayoritariamente por los profesionales sanitarios que presten sus servicios en el Servicio Madrileño de Salud, con la finalidad de promover un mayor grado de implicación de los profesionales en el proceso de desarrollo, racionalización y optimización del sistema sanitario público madrileño.
Establecida la preferencia, en caso de que la gestión de los centros no se asigne a cualquiera de las sociedades de profesionales creadas al efecto, podrán concurrir para su gestión el resto de personas físicas o jurídicas legalmente constituidas.
3. El Consejo de Gobierno mediante decreto, determinará los requisitos necesarios para acreditar las sociedades profesionales a que se refiere el artículo anterior.
4. El Consejo de Gobierno mediante decreto podrá definir el estatuto jurídico que dé cobertura a la autonomía económica, financiera y de gestión de los centros dependientes del Servicio Madrileño de Salud.
5. Los centros y establecimientos que integran el Servicio Madrileño de Salud deberán contar con un sistema integral de gestión que permita de acuerdo con su planificación estratégica, implantar técnicas de dirección por objetivos, sistemas de control de gestión orientados a los resultados y sistemas de estándares de servicios, delimitar claramente las responsabilidades de dirección y gestión, y establecer un adecuado control en la evaluación de los diferentes parámetros que influyen en los costes y la calidad de la asistencia.
6. De acuerdo con lo que se establezca reglamentariamente, los centros y establecimientos deberán confeccionar y remitir al Servicio Madrileño de Salud periódicamente, cuanta información sanitaria y económica le sea requerida.
Hablando claro, si no hay sociedades profesionales habrán otras empresas que se harán cargo. ¿Van a poder competir un grupo de profesionales de un centro con una multinacional con apoyo bancario y de gestión profesional? Si de verdad se quiere implicar a los profesionales y mejorar la gestión se hablaría exclusivamente de autonomía de gestión bajo formas más conservadoras o avanzadas pero no se amenazaría con ceder la gestión a empresas. 
La decisión está tomada, poco a poco, al igual que los hospitales están yendo a parar su gestión a empresas con ánimo de lucro, la atención primaria no puede quedarse fuera del puzzle. La "puerta de entrada" al sistema debe formar parte de la gestión global para tener todas las herramientas.
Todo va muy deprisa. No hay un debate científico sobre las ventajas e inconvenientes, tanto en el aspecto económico como asistencial y social. Hay unas decisiones tomadas que se están ejecutando progresivamente. En un momento de crisis debería haber un esfuerzo de cooperación y transparencia para mejorar el servicio público. Tememos que no es de eso de lo que estamos hablando.

sábado, 17 de noviembre de 2012

¿Hacia dónde vamos?

Panel colocado en la calle Preciados de Madrid
Foto original de Vicente Baos
En el momento actual, Madrid es el puchero donde se cuecen todas las reformas sanitarias que se van a proponer en España en los próximos meses o años. La crisis económica, que para las administraciones públicas es una crisis de recursos económicos vía impuestos por la baja actividad económica y un alto coste de la financiación necesaria, supone la excusa perfecta para elegir entre dos caminos posibles. Uno de ellos sería el análisis detallado y la modificación del sistema sanitario, en colaboración con los profesionales implicados y comprometidos con el sistema público, de las fuentes de ineficiencia y gasto superfluo; y la otra, la elegida por los actuales gobernantes impregnados de ideología neoliberal en lo económico y social, que opta por entregar a empresas con ánimo de lucro, en colusión con claros conflictos de intereses, la gestión de todo el sistema público. 
Nuestro sistema sanitario público es barato y muy eficiente para su coste. Estos resultados han estado basados en función de los bajos salarios, a pesar de la alta cualificación obtenida en términos comparativos, y en la equidad en el acceso de todas las capas sociales a una sanidad de calidad. Hasta hace poco era motivo de orgullo internacional. No todo es de color de rosa. Las listas de espera en pruebas diagnósticas y de interconsulta, la masificación de la atención primaria y de los servicios de urgencia están denotando ineficiencias de orden burocrático, de asignación de recursos y de expectativas sociales. Todo esto es abordable desde una óptica de gestión pública. Hay que querer y ponerse a trabajar. Sin embargo, tanto gestores socialistas como populares han sido incapaces, por no saber o por no querer, de abordar los problemas. En atención primaria, respetar un ratio por habitante adecuado -si en Madrid la media es 1500 tarjetas por médico ¿por qué yo tengo 1986?- produciría una mayor satisfacción de la población (en general muy satisfecha según las encuestas) y del profesional (evitar el burnout provoca una mayor dedicación al trabajo). Haber solucionado hace tiempo un modelo de receta por caja, irritantemente asqueroso desde siempre, o modificar las incapacidades temporales de su actual diseño, habría producido una disminución de cargas burocráticas que permita dedicar tiempo a lo esencial. Aumentar los flujos de información sobre las actividades económicas que se generan en la actividad sanitaria sería una manera de abordar su racionalización. Nunca en mis 25 años de trabajo en los centros de salud me han mandado una estadística comparativa del número de derivaciones, análisis o, ni siquiera, cuántos pacientes han fallecido por año, qué tasa de ingreso hospitalario tienen mis hipertensos, diabéticos o cualquier otra enfermedad donde se puede medir el impacto del control de los factores de riesgo, etc. Ejemplos de la impericia e inutilidad de los gestores pasados y presentes, solo fijándose en el gasto farmacéutico, ya enormemente reducido, a pesar de seguir aprobando fármacos de precio alto sin evidencias comparativas que justifiquen su desembolso público. 
Y pasar a la externalización en sociedades mercantiles o directamente, a empresas privadas, ¿mejorará el proceso¿ Nadie lo ha demostrado ni evaluado, lo que si es claro que los trabajadores pasan a tener condiciones inestables y arbitrarias -¿va a haber concurso-oposición y los mejores entrarán a trabajar en las concesionarias?- El afán de lucro en un servicio público, jugar con la codicia humana como motor del desarrollo, el discurso que tanto gusta a los neoliberales, es muy peligroso en los servicios públicos. Imaginad a jueces que cobran más por meter o sacar presos de las cárceles, bomberos que cobran por incendio y policías por porrazos. En sanidad debe haber estándares de trabajo para que nadie se escaquee, un trabajo que se vea retribuido en función a la responsabilidad y dificultad de la tarea y un sistema de incentivos que matice el esfuerzo individual. Para conseguir esto no hay que llamar a ninguna empresa externa. 
Sin embargo, nada va en este camino, abandonado por los que nunca han creído en él, por dirigentes que nunca han usado los servicios públicos porque proceden de las capas sociales que han despreciado lo público en educación y sanidad.

sábado, 10 de noviembre de 2012

La "sostenibilidad" de la sanidad pública madrileña

Insostenible
Foto original de Vicente Baos
En una nota de 11 páginas titulada: PLAN DE MEDIDAS DE GARANTÍA DE LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO DE LA COMUNIDAD DE MADRID. PRESUPUESTOS 2013, la Comunidad de Madrid ha presentado uno de los mayores cambios organizativos que se pudiera imaginar. Tras una introducción justificatoria de lo mala que es la crisis y lo mal que trata el Estado a la autonomía madrileña para justificar la reducción presupuestaria, se empiezan a enumerar medidas que, supuestamente, producirán un gran ahorro económico sin afectar ni un ápice a la calidad y a la satisfacción de pacientes y profesionales.
En los últimos días, las decisiones que afectan a los hospitales han tenido una amplia repercusión: cambios en el Hospital de La Princesa y otros, "externalización" de la actividad sanitaria de 6 hospitales mediante la "concesión", retraso de la inauguración del Hospital de Collado Villalba a finales de 2013 y otras. Afirman sin rubor y sin presentar pruebas que:
Se ha comprobado que el modelo de concesión es más eficiente, da buenos resultados clínicos y alta satisfacción a los pacientes. De media, el coste total de la asistencia sanitaria especializada de la población de los hospitales de gestión mixta es de unos 600 euros por habitante, mientras que en los hospitales con modelo capitativo más recientes, este coste medio anual es de 441 euros.
No voy a argumentar si esto es verdad o no. Otros lo han hecho muy bien, como Sergio Minué: Derribos González, pero una de las hipotecas económicas más importantes para las próximas décadas de la Comunidad de Madrid, con crisis o sin ella, será el pago del canon más la adjudicación capitativa a las empresas que han construido y gestionan la vorágine hospitalaria que se ha realizado aquí. Véanse estos artículos sobre la Comunidad Valenciana: 1, 2

Respecto a la atención primaria nos dicen.
Concesión de la prestación de la asistencia sanitaria de Atención Primaria de un 10% de los Centros de Salud, dando prioridad en su gestión a la participación de los profesionales sanitarios que quieran constituir sociedades.

Esta concesión prevé adjudicar la gestión, de manera prioritaria, a grupos de profesionales que ya estén trabajando en el sistema madrileño de salud para poder seguir avanzando en la mejora de resultados clínicos, en el aprovechamiento de los recursos disponibles y en la motivación de los propios profesionales. Es un modelo más habitual en Europa, y en nuestro país ya se ha implantado en Cataluña desde hace más de quince años, con resultados clínicos y económicos positivos. Otro aspecto importante es que este modelo genera mayores incentivos y motivación a los profesionales.

La medida afectará aproximadamente 27 Centros de Salud, que seguirán siendo públicos, bajo financiación y garantía pública.
Las oportunidades de negocio en atención primaria no están tan claras. Los costes de personal y material están muy ajustados y reducidos, y no se podrá decir que sobra gente en los centros de salud. Los modelos de gestión británico y las EBAs catalanes son el espejo donde puede mirarse nuestro sistema sanitario para afrontar una reforma. Aplicar estas experiencias en las distintas comunidades no ha tenido interés político y ahora se plantean como una medida de "ahorro", por supuesto adornada con todo el discurso de lo beneficioso que es para pacientes y profesionales este modelo. 
Lanzar este órdago, sin el más mínimo detalle de cómo se plantea, a los profesionales que ya estamos en el sistema para que creemos sociedades profesionales de gestión con un límite de aquí al final de año es una frivolidad, una irresponsabilidad o una tomadura de pelo; o bien una pantalla para una decisión ya tomada: entregar a las concesionarias la atención primaria para realizar una gestión única con el hospital, tipo modelo Alzira. Si una concesionaria tiene un pago capitativo por habitante, aumentará su beneficio si reduce el acceso al hospital lo más posible (más caro), es lo único que les puede interesar de la atención primaria.
¿Quieren que en este tiempo y sin detalles de ningún tipo hagamos sociedades profesionales? Realmente increíble.
¡Hay tantas preguntas que responder para modificar de forma responsable la atención primaria! No veo que sea esa la intención de los políticos de la Comunidad de Madrid.
La sanidad pública es un bien colectivo. Su reforma no puede hacerse por la arbitrariedad de una mayoría parlamentaria. La presentación de un proyecto detallado de propuestas, trabajadas con los profesionales y con amplio consenso político, es la manera de mejorar. Eso no es lo que estamos viendo y viviendo. Hay un cuasi monopolio de grupos que se están quedando con la gestión sanitaria pública con afán de lucro. Eso quiere decir que los beneficios se van a conseguir por la vía A o la B, y eso siempre será a costa de los trabajadores y de la población. Hablar de gestión publica era hablar de servicio público, de conseguir la mayor equidad con el dinero disponible. Meter el beneficio empresarial en la gestión sanitaria, como introducir en la Constitución el pago de la deuda como la primera obligación del Estado, es perjudicial para los intereses públicos, es decir, los de todos. 

viernes, 9 de noviembre de 2012

Lluvia y Tchaikovsky

Llueve y está oscuro. No voy a hablar de la inquietud, del enfado y del desprecio. Hoy está lloviendo y para vivir con algo de armonía a nuestro alrededor, todo el mundo debería escuchar hoy el otoño de Tchaikovsky.
Personalmente, prefiero el piano solo.

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Qué tienen en la cabeza los gestores sanitarios?

Cabeza hueca halloguenera
Foto original de Vicente Baos
Inicio turbulento del mes de Noviembre en Madrid.
La masificada y ensordecedora fiesta en el Madrid Arena acabó con la vida de cuatro jóvenes chicas de 17 y 18 años. Mirar la foto de ellas, sonrientes, de aspecto similar a mi hija de la misma edad que hubiera ido con sus amigas a esa fiesta si no hubiera estado fuera de Madrid produce escalofríos.
La Comunidad de Madrid anuncia sus nuevos presupuestos sanitarios y las reformas que piensa introducir. Tras bajar el presupuesto un 7% y anunciar una reducción del 26% del gasto farmacéutico mensual ¿? nos anuncian la "medida disuasoria" de una tasa de un euro por receta con pequeñas excepciones. ¿Qué decir? A estas alturas estamos viendo un recorte del gasto sanitario que habían prometido que no iba a ocurrir y sin embargo, están haciendo. La aparición de un copago porcentual limitado a los pensionistas ha sido un gran cambio, pero añadir una tasa tan indiscriminada como cobrar un euro por receta, que en España significa un euro por caja, es dar un fuerte bocado a economías muy limitadas como son las de la mayoría de los pensionistas españoles. ¿Significará un menor consumo de medicamentos y más racional? ¿Piensan los gobernantes que solo se aprende a palos?
El paso de la gestión de hospitales públicos a consorcios privados o el cambio de uso de hospitales como La Princesa y Carlos III se hace de una manera brusca y ¿evaluada? ¿Reconocen los gestores nombrados por la Comunidad de Madrid su inutilidad por no saber gestionar un hospital? Los gestores fueron elegidos para hacer funcionar correctamente el patrimonio público conseguido a través de los impuestos de los ciudadanos a lo largo del tiempo. Delegan sus funciones y se lavan las manos entregando el dinero público a otras manos que siempre lo hacen todo bien y seguro que sin ánimo de lucro. Deberían pedir perdón por su incapacidad antes de "alquilar" el patrimonio de todos, por mucha mayoría absoluta que tengan.
Y la guinda para la atención primaria: el 10% de los centros de salud se van a sacar a concurso para ser gestionados por "sociedades profesionales" o empresas sanitarias. El debate sobre nuevas formas de gestión, EBAs y similares no se hace así, sin dar más información. Han desmontado los hospitales públicos y ahora toca a la atención primaria. Pero no debemos preocuparnos. Nosotros no interesamos a los  gestores privados. Como dice el Sr. Abarca Cidón:
Desde el sector privado, Juan Abarca, secretario del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que aglutina a las principales aseguradoras y hospitales privados, también duda de la necesidad de mayor peso de la primaria: el porcentaje destinado a AP en la privada "es muy similar al de la pública, ronda el 15 por ciento".  Con estas cifras, en la privada "no estamos ni contentos ni descontentos, ya que estos porcentajes reflejan lo que nos pide el usuario: el paciente que va a la privada quiere pasar directamente a especializada".


domingo, 4 de noviembre de 2012

Reacciones al documental Seis Minutos

Los que hemos trabajado en la génesis del documental Seis Minutos hemos realizado un gran esfuerzo en tiempo e ilusión para sacar adelante este proyecto desinteresado que sirva de altavoz del trabajo y de las necesidades de los médicos de familia. Médicos veteranos, como yo mismo, y médicos jóvenes con ganas de trabajar mejorando nuestra profesión y su lugar en el sistema sanitario, nos unimos para dar voz a los más de 40.000 médicos de familia que trabajan en España. Nuestro trabajo se ubica en una organización sanitaria que diferencia dos mundos separados estructural y organizativamente: la atención primaria con sus especialistas en Medicina de Familia -cuya formación tiene la misma duración que la mayoría del resto de especialidades médicas- y la atención especializada, con sus especialistas que desarrollan fundamentalmente su labor en el hospital. Defectos de diseño y de organización han creado reticencias mutuas y desencuentros.  Y a pesar de lo mucho que hemos avanzado en cambiar esa situación, todavía queda mucho por hacer.
Personas a las que respeto y considero bienintencionadas como un otorrino @emilienko, un cirujano @juliomayol o un reumatólogo @JoseCamposMD han manifestado de forma más o menos vehemente su disconformidad con ciertas palabras cuando se habla de los especialistas hospitalarios. 
Los que hemos participado en la creación del documental como responsables de su contenido no hemos apreciado en ningún momento que se dijera algo injurioso. Obviamente, lo estamos viendo desde nuestra perspectiva y puede ser una visión sesgada. Volviendo a ver el contenido a la búsqueda de las palabras ofensivas, sigo sin encontrarlas pero entiendo que alguna expresión haya generado las molestias.
La palabra "peligroso", e incluso "ultrapeligroso" que dice Juan Gérvas en un corte, no puede ni debe interpretarse como una ofensa. Ni es su intención, ni va incluido en un argumento injurioso. Reivindicar nuestro papel global en la atención del paciente, demandando a los especialistas de forma puntual su intervención y colaboración es el modelo adecuado que todos debíamos comprender y defender. Derivar al cirujano el cáncer de colon diagnosticado, la disfonía persistente al ORL y la sospecha de enfermedad inflamatoria articular al reumatólogo requiere de unas condiciones de trabajo, de tiempo y de estructura sanitaria y presupuestaria adecuada. Y no hacerlo así y bien es más caro y peligroso para el paciente. Y eso es lo que estamos definiendo y reivindicando, ante las autoridades sanitarias, ante otros médicos y ante la sociedad. Cuando hablamos de las características del médico de familia estamos definiendo nuestras características, ideales por supuesto. Estamos diciendo lo que nos gusta y nos gustaría ser, y que nos dejen serlo. Hablamos bien de nosotros mismos, por supuesto.
Compañeros en general, y Julio, José y Emilio en particular, defendemos nuestro espacio y nuestra definición y no va contra vosotros cuando criticamos los presupuestos hospitalarios, la histórica asimetría del reparto de tareas burocráticas o la carga de trabajo sin fin de nuestras consultas donde no puede haber lista de espera. Reivindicamos nuestro papel en la organización sanitaria y que todos podamos hacer mejor nuestro trabajo. 

sábado, 3 de noviembre de 2012

La lencería terapéutica


Las medias de compresión ascendente es una herramienta terapéutica para mejorar la circulación venosa. Son útiles y por eso se han prescrito a cargo del Sistema Nacional de Salud desde siempre. Con la limitación del visado de inspección para las más habituales, las de compresión normal. No voy a hablar del absurdo y ridículo visado con su correspondiente cita a cirujano para que por el "poder divino otorgado por su especialidad" firme un informe que abre la puerta al pago reducido. Esto motiva que, personas que podrían beneficiarse de las medias de compresión normal, usen las "fuertes", medias que por el "poder divino otorgado por la especialidad" de Medicina de Familia podemos recetar sin límites. "Amorcillando" piernas a presión con tal de ahorrarse unos euros. Si esto ya es ridículo, no pude más que sorprenderme cuando de la farmacia más cercana me pidieron que incluyera, en la receta generada por el AP-Madrid del "principio activo media elástica", la palabra BLONDA para que se la pudieran dispensar.
La maravillosa blonda es ese detalle de encaje que fija la media al muslo y lo hace tan atractivo. Pero bueno, eso es otro tema. Ciñámonos a la "lencería terapéutica" y olvidemos las fantasías para adultos. 

miércoles, 31 de octubre de 2012

Seis Minutos

Hace un año aproximadamente, Roberto Sánchez nos comentó a varios médicos de familia la idea de realizar un documental de entrevistas a personas que abarcasen el espectro generacional de la Medicina de Familia. Encantado, me sumé al propósito que ahora ve la luz. Con un formato más dinámico que la mera sucesión de entrevistas, gracias a las grandes aportaciones del equipo técnico, ha salido a la luz este trabajo.
No hay que explicar nada más. Son 3 capítulos de 6 minutos cada uno. Que las personas que lo visualizen tengan una mejor idea de lo que hacemos y queremos hacer en la sociedad.


Primer capítulo del documental Seis Minutos. Una película que pretende abrir el debate sobre la importancia de la Atención Primaria y la Medicina de Familia.
Varios médicos plantean cuestiones, preocupaciones y puntos de vista sobre una forma de entender la medicina que parece desvalorizada ante la prisa, la especialización y la deshumanización del mundo moderno.



Segundo capítulo del documental Seis Minutos. Una película que pretende abrir el debate sobre la importancia de la Atención Primaria y la Medicina de Familia.
Varios médicos plantean cuestiones, preocupaciones y puntos de vista sobre una forma de entender la medicina que parece desvalorizada ante la prisa, la especialización y la deshumanización del mundo moderno.



Tercer capítulo del documental Seis Minutos. Una película que pretende abrir el debate sobre la importancia de la Atención Primaria y la Medicina de Familia.
Varios médicos plantean cuestiones, preocupaciones y puntos de vista sobre una forma de entender la medicina que parece desvalorizada ante la prisa, la especialización y la deshumanización del mundo moderno.